martes, 26 de julio de 2011

Madrid, como sentirse en casa

Hay lugares en los cuales uno puede caminar y sentirse como en casa. Recorrerlos y verse identificado en cada detalle que se percibe. No son muchos está claro. Pero si tuviésemos que definir uno con estas características, no son pocos los que pensarían en Madrid.
Podemos llevarlo más allá del idioma y de las costumbres, tan similares a las nuestras. Esa raíz que nos une se la puede identificar en cada esquina. No resulta extraño ver en los madrilistas a los mismos vecinos que vemos en nuestros barrios. La asociación es natural y automática.
Aún situadas en realidades y contextos tan diferentes, Buenos Aires y Madrid se parecen más de lo que se diferencian y es quizás ese lazo que las une, la que logra que uno se sienta tan a gusto al recorrerla a lo largo y a lo ancho.
Sus museos, sus plazas, y la majestuosidad de sus construccciones nos hacen tomar verdadera dimensión de lo imponente que es. Las diferentes étnias que la componen a su vez, la definen como unas de las más cosmopolitas del mundo entero.
Otra característica que la define de cuerpo entero a Madrid es su contraste entre los tradicional y lo moderno. En una misma cuadra uno puede encontrar un shopping de máxima categoría y elegancia, mezclado con una tipica fonda de comida autóctona. La convivencvia entra estas dos realidades es la que le otorga ese encanto tan particular que hace que los visitantes la sigan eligiendo año tras año.
Madrid en definitiva, es tan parecidas a las demás, pero tan única como pocas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario